Escribiendo de las cosas simples que observo en mis días, que a lo mejor no son mas entretenidos que los tuyos, cosas distintas que miro mientras camino, las cuento, las grito, leelas, critícalas, o no las leas y no las critiques... aquí estaré jugando a vivir los días, mostrando mi punto de vista..

lunes, octubre 16

No dudes en llamarme

El viaje constante es parte de mi vida,
respiro la libertad del aire
y trato de vivir el momento en medida de lo posible,
aunque acepto que mi entorno
y esta ciudad cada día me quita algo de lo liberal de mi cabeza.

Así voy caminando por la capital,
con mi morral al hombro,
mis audífonos en las orejas
y mis ideas a medio terminar que salen de mi cabeza y
vuelven en un instante.
Por eso me compre un cuaderno y un lápiz,
para escribir ideas locas y dejarlas en el aire.

Las palabras se las lleva el viento
y desde hoy quedan en un papel.


A veces miro para atrás y no entiendo porque estoy acá,
cuando rezaba nunca pedí esto,
cuando chico nunca supe sería grande,
cuando me preguntaron que quieres estudiar,
nunca di una respuesta clara.

Bueno, la vida es un largo viaje y así lo tengo claro,
algunos critican mi poco sentido de pertenencia,
otros hablan que soy un poco desapegado a la familia,
y a todo lo que esto lleva.

Yo digo que en el fondo las relaciones
no son en su esencia de presencia.
Pero sí hay que disfrutar las presencias,
a veces se hacen necesarias,
o simplemente no puedes dejar de estar con alguien,
pero eso es parte de la magia de la diversidad.

Luego me gustaría ir y no volver,
por lo menos ahora
por lo menos luego
a veces quisiera pedirte que me acompañes,
no por susto
si no para compartir la experiencia…

otras veces quiero partir solo
con mi botella de agua,
mi agenda que se olvida de recordarme los eventos,
un lápiz,
un encendedor,
mi billetera
y las llaves de mi casa por si quiero volver.

Conoceré gente y tendré amigos
como en la mayoría de las partes a donde voy
iré caminando tranquilo y cada vez que quiera diré lo pienso,
con respeto pero con confianza,
atrevido pero cauteloso,
así he llegado hasta acá,
y de todas formas creo q he avanzado.

No ha sido fácil,
pero tampoco he puesto el 100%,
eso me tiene tranquilo,
no sé si conforme,
pero tranquilo
y prefiero estar tranquilo que conforme,
no hay que conformarse
por lo menos no por ahora.

De seguro me enamoraré,
no de la primera
ni de la última mujer que conozca,
sino de la primera que logre ...

como explicarlo…
no sé,
no puedo.

A pesar que puedo decirlo en pocas y muchas palabras,
en algunas sonrisas
y lo demuestro en todo lo que hago ..

no sé como explicarlo,
por lo menos ahora no.

Pero me enamoraré
y siempre eso viene de la mano del sufrir
o por lo menos así es mi historia
y seguirá así
mientras no tenga un punto fijo donde estar
mientras crea que no hay limites para donde llegar,
ni caminos que no se puedan explorar.

Seré feliz,
como lo soy ahora ,
como nunca lo he sido
y ahí te escribiré una carta
y te diré que estoy bien
que te extraño y que necesito un abrazo,
siempre necesito un abrazo.




A veces me siento solo
y me da pena decirlo,
a veces extraño mucho a mis amigos
que están repartidos por todos lados,
extraño a mi familia,
y tu sonrisa.


Otras veces no me acuerdo que me siento solo,
así puedo caminar más tranquilo y preocuparme de otras cosas
y cuando recuerdo que me siento solo,
me pregunto ¿porque?
si todo esta bien,
o todo parece que está bien.

Cuando encuentre esa respuesta,
la escribiré con este lápiz,
en un papel parecido a éste

si tienes la respuesta,
no dudes en llamarme.

lunes, septiembre 25

Tercera Parte

Ella-
Mientras me quedo sin palabras,
ahí va …
corriendo.

Escapando de mis brazos y de mí,
esta vez fue distinto,
esta vez no estoy de acuerdo
y tampoco pedí que te fueras,
o dije que me iría para siempre.

Ahora me doy cuenta que el
“siempre, nunca, todo o nada”
a veces sobra,
y en muchos casos,
los digo sin saber, que fue lo que realmente quise decir.


El-
Creo que no salí corriendo,
pero mi velocidad era notoria,
mis ganas de escapar superaron a casi todo mi yo,
que lo único que quería era quedarse.
Comenzar de cero.

No intentarlo de nuevo,
sino comenzar a soñar otra vez.

Mientras me subo al auto y analizo sus ojos,
no puedo dejar de sentir sus manos sobre las mías,
su voz conciliadora,
su recuerdo tan presente,
en todo este tiempo de ausencia

Ella-
Entiendo porqué se fue,
quiero no entenderlo y no saber porque lo hace,
a veces uno no se da cuenta del daño que ocasiona,
y sin pensarlo el que se autoinfiere

El-
No entiendo porqué sigo tan apurado,
en el fondo sé que no me sigue,
no sé para donde voy,
pero necesito aire,
un café cargado,
quizás algo fuerte con algunos hielos,
Algo suave

Un abrazo quizás
¿Para que me engaño?
Necesito algo así como SU abrazo.

Pero sigo manejando,

No sé con que rumbo pero,
a algún lado tengo que llegar.


Ella-
No puedo dejar pasar esta vez,
es cierto que quise gritar su nombre,
o detenerlo…
pero entre la gente, el rechazo
y el pensar 3 veces las cosas antes de hacerlas,
no pude.

Con lo que lo conozco
Y si fuese el …
Podría…
Ir a su casa, pero no quiere estar encerrado, no ahora...
Al departamento de su hermano, puede ser.
A la playa, pero no creo, cada vez es menos impulsivo.
Al parque, ahí puede fumar y pensar tranquilo
Mientras camino al auto, saco conclusiones
Pienso como el
Y sigo sintiendo como yo.

El-
No quiero ir para mi casa, no puedo…
Luego pasaré donde el Lalo pero ahora necesito aire
Voy al parque, un café, un cigarro, un libro, necesito
Aire


Ella-
Lalo…¿como estas?
Tanto tiempo…
Oye ..
Entre nosotros
¿Te llamó tu hermano?
¿Sabes donde fue?
Ok.
Si llega a tu casa, o te llama o algo..¿me avisas?
Gracias
No le digas nada
…yo también.




El-
Creo que una vez vine aquí con ella,
un café literario central,
terraza, cigarros, libro
y un suave aroma a café tostado.

Vine para olvidar,
pero simplemente estoy recordando

Ella-
Segunda vuelta y no lo encuentro,
tiene que estar por acá.
El cigarro no se acaba aún, pero el tiempo sí.

El-
Alo?
Como estás?
Sí…voy para allá más tarde…
…todo bien, no te preocupes.
Aquí en el literario, en Bellas Artes.
Ok, nos vemos.

Ella-
Sí,
Como te fue?
Perfecto, voy para allá.
Estamos en contacto,
gracias, te pasaste.

El-
Último cigarro y me voy,
sirvió para pensar,
para estar tranquilo.

Ella-
Ahí está…voy?
Para que pienso más las cosas.

No te vallas!
Quédate un rato!
Un café, un cigarro.
Yo sé que no tengo cara para pedirlo…

El-
Hola…
-Mientras bajaba su mirada-
Que haces acá?
Me seguiste?

Ella-
No, me decidí un poco después,
de buscarte, nunca es tarde…creo.

El-
Jaja (esa ironía nerviosa que le caracteriza)
De verdad crees que nunca es tarde?
O simplemente estas acá para estar más tranquila contigo?
Para poder dar otro paso, para cerrar el ciclo?

Porque viniste?
Porque estás acá?

Mientras sus ojos húmedos se quebraban junto a su garganta, al hablar y muerde sus labios para no romper en llanto.
No otra vez, no acá, no ahora…

Ella-
Nosé…
No tengo la respuesta correcta
Y no quiero decir solo lo que quieras escuchar…
No vine hasta acá ni por ti,
Ni por mi, estoy aquí por nosotros…
(mientras se sentaba hablaba pausadamente, pensando bien que hacer, que decir)

El-
Que quieres?
Mirandole a los ojos, tomando con su mano, el rostro para poder encontrar su mirada y los dos juntos vuelvan a sonreir.

Ella-
Fue tan raro volver al departamento,
nuestro refugio por tanto tiempo,
tantas historias y tantas caricias que pense había olvidado,

El-
No se en que momento dejamos los cafés y partimos al departamento,
no pretendo hacerme expectativas, pero ojala todo salga bien,
creo que tengo un vino y algo para improvisar por si no resulta…
o para ver si puede resultar.

Ella-
El aire es el mismo, nuestras fotos siguen en el mismo lugar,
siento un escalofrios raro, como que los recuerdos me invaden,
la nostalgia, que bellos tiempos…

El-
Tendría que haber sacado las fotos!!!
ahora debe creer que todavía me levanto pensando en ella…
Muy lejos de la verda no está.
Ella-
Mientras me sirve la copa de vino blanco,
el vino que a mi me gusta,
bastante helado,
me mira intensamente a los ojos,
como con decisión,
me gusta ese nuevo estilo.
Siempre con estos detalles, siempre me gustaron esos detalles,

El-
Si no es ahora no será nunca.

Ella-
Alguna vez dije que nunca más haría esto,
Que no volvería a besarlo,
Y aquí estoy igual que hace unos años atrás,
Pero ahora yo comencé, yo di el primer paso.
Yo di el primer beso.

El-
Sus caricias eran igual de timidas y cuidadosas que la ultima vez,
Con la misma pasión y ternura de la primera.

Ella-
No quiero que termine este momento, no quiero pensar que ocurrirá cuando termine de sentir, no quiero tomar decisiones.
Simplemente es como que no haya pasado el tiempo.

El-
Tanto camino tuvo que pasar para volver a soñar despierto,
eran necesarias tantas lagrimas y tantas heridas,
ahora no importa, hoy por fin vivo el ahora.

Ella-
Con un tierno beso le digo buenas noches y me cubro con sus brazos…
más tarde entenderé si fue un sueño…

El-
Ahí estas con tus hombros desnudos
mirándome con los ojos cerrados
siempre creí saber lo que pensabas,
pero ahora mas que nunca
se que ni tu sabes lo que pasa por la intersección
de tu cabeza y tu corazón.


Ella: Se que me miras y me encantaría poder abrir mis ojos,
Pero no quiero despertar, no quiero volver a llorar
No quiero verme tan débil en tus brazos y menos ahora.


Si me despierto y me levanto,
no volveré más,
diré que te llamaré o que nos juntaremos,
pero en el fondo no estaré ahí.



Si me despierto y beso tus labios,
puede que no me vaya mas de tus brazos
y todo comience desde ahora,
en el fondo nunca es tarde…

mejor sigo durmiendo,
aquí en los sueños la vida es un poquito mejor.

Abrázame,
hace tiempo que no me sentía así…

domingo, septiembre 3

Primera Parte

Se cerró la puerta y quería explotar,
La necesidad de llorar y gritar era inmediata.

No supe si lo hice fue lo correcto,
nunca sabré si lo que dije,
era realmente lo que quería decir.

Sólo supe que al cerrar la puerta
ya no estarías más esperando del otro lado.

Ahora quería desahogarme…

¿De que?
Aun no lo sé
creo que sabía lo que iba a ocurrir.

Pero no lo asumo
Puede que nunca tuve la capacidad de encontrar la razón de fondo de todo esto.

¿Serán los errores? o ¿El temor al fracaso?
O el miedo que tuve para seguir nuestro camino.

así como todo lo malo que dije
y aquello tan importante,
pero que de un tiempo a esta parte dejé de decir

Tus ojos llorosos y tristes esperaban un consuelo,
quizás un abrazo,
una palabra,
o simplemente una mirada.
Pero no supe que hacer…
ya era demasiado tarde…
…eso nunca lo sabré.

Así se esfumo mi alegría,
mi última gran alegría

Es obvio que no da lo mismo como se dieron las cosas,
se acumulan las tristezas…
y el tiempo no siempre las sana de mejor forma.


Es muy importante el como estén las cosas hoy,
Pero lo más relevante es que fui feliz

Todo fue perfecto,
no importa hasta que momento.

Eso ya pasó.

Pero sin duda son perfectos recuerdos
Que cultivo y guardo en un lugar especial,
con llave,
y no recuerdo donde está,
porque no quiero volver a esos recuerdos,
sé que abrir esa caja de sonrisas, deseos,
de momentos, caricias y proyectos
puede volver a confundir este tan preciado plan,
Mi “gran momento de estabilidad actual”,
como prefiero llamar.

Porque tengo un cuento armado,
o por lo menos eso creo.

Igual que aquella vez que te pedí que volvieras
y cuando estabas aquí no supe que decir.
No supe que hacer…


El resto son recuerdos,
algunos olvidados,
otros borrados.
Tuve que hacerlo para volver a sonreír
No como antes, pero sonreír.

Lo hice porque era más fácil que enfrentar el problema,
no quería seguir así.
Pasó el tiempo
y nunca hice nada.
Sólo dar pequeñas señales de vida por terceros.

Siempre estuve al tanto de lo que te pasó.


Pero nunca fui capaz de volver...

martes, agosto 29

Segunda Parte

Pensé que este día no iba a llegar,
a lo mejor porque nunca lo imaginé,
no lo quise pensar, el sólo hecho me daba melancolía
me traía recuerdos, los cuales con el tiempo supe manejar.


No sé como pero estaba ahí,
fui temprano, porque no hay nada peor que un mall un sábado en la tarde,
me probé unos zapatos que vi en la vitrina,
pero al entrar, algo me parecía extraño,
como fuera de lugar, no sé si la canción que no escuchaba hace años,
o por que nunca me ha gustado comprar zapatos.

Pero los de la vitrina estaban bien, ni muy adultos ni juveniles, piola.
No sé porque estaba ahí, ¿porque fui a comprar al mall lo que puedes comprar en una zapatería?
no viene al caso,
ahí estoy cuando de pronto unas frías manos cubren mis ojos por la espalda,

No dije nombres.

Nunca los digo.

Puede ser riesgoso.

Puse mis manos sobre aquellas tibias y extrañas
y supe que eras tú de inmediato,
pero no dije nada.
Aunque estaba 100% seguro,
me daba mucho miedo equivocarme.

¿2, 3 años?

No lo recuerdo.

A pesar que recuerdo muy bien la última vez que nos vimos,
pero ha pasado mucho tiempo,
o ha pasado muy rápido,
pero no recuerdo cuanto tiempo ha pasado.

Entonces me di vuelta y ahí estabas,
guapa, sonriente, distinta, pero a la vez igual a la última vez que te vi que coincidentemente fue la ultima vez que despertaste entre mis brazos.

Y no reaccioné, ç
no supe si abrazarte,
o preguntarte porque me abrazaste de inmediato.

No me salían palabras,
me imagino mi cara de impactado,
con los mismos ojos de enamorado que hace un par de años atrás.

¿Bien y tu?....
entre no saber otra cosa que responder,
y que no había algo que pensar,
si está bien esto, tanto tiempo sin saber de ti….
Y preguntas como si no hubiese pasado nada…

-Ando apurado,-
mientras todo mi ser se quiere quedar abrazándote un rato más,
-me tengo que ir-
me sacó rápido los zapatos,
(mientras maldigo el haber encontrado zapatos y no me los compré)
los dejo sobre el mostrador…

acercándome para rozar suavemente su mejilla mientras mis pies ya comienzan a escapar…

Te puedo acompañar?...preguntas…
Tomémonos un café? Insistes…

Mientras un “no puedo” sale de mi boca sin saber porque razón,
si en el fondo había esperado este momento por tanto tiempo.
Y ahí tu mirada cambió,
tus ojos vuelven a ser los mismos de aquel entonces,
y vuelvo a caer,
simplemente no puedo dejar de mirarte.
Vuelves a insistir.
No puedo…

Y mientras salgo caminando entre los nervios y mi angustia, me dices, llámame…

Siendo que tuviste todo este tiempo y no lo hiciste.

Qué te digo!
Cómo te lo digo!

Esperé tanto este momento.

Ensayé tanto esta escena.

No se que decir.

Por ahora abro la puerta rápido, afuera hay aire fresco para respirar.

domingo, julio 16

Hoy...



... quiero despertar y estar en la playa,
caminando a través del horizonte con mis zapatillas en la mano,
mientras mis pies mojados reciben los últimos destellos
de un sol que se esconde sin mayor apuro.


Hoy quiero volver a esa niñez donde la nieve y el viento
eran un excelente panorama.
Jugar hasta tarde sin importar la hora y el frío,
sólo jugar.

Caminar de la mano de mis padres,
abrazarlos y decirles lo mucho que los quiero sin importar esa especie de verguenza que nace después de cierta edad.


Desearía no tener pudor y hacer todo lo que quiera
sin importar lo que diga el resto.

Hoy quiero volver a ser ese adolescente
que pensaba menos las cosas antes de hacerlas,
ese que pensaba lo que decía
y decía lo que pensaba.


Volver atrás y al compartir con mis amigos
decirles muchas más veces lo importante que son para mi
y lo mucho que los quiero…
Para que cuando esten solos,
lo valoren aún más.


Hoy quiero caminar bajo el cielo iluminado de estrellas
tomado de tu mano,
mientras la luna ilumina tus ojos tristes,
que simplemente sabían lo que nos iba a pasar.
Contemplar aquella estrella fugaz
y no pedir deseo alguno,
más que volver a ese lugar junto a ti....hoy.


Despertar nuevamente en el día que te conocí
hacer lo mismo pero más tímido y menos seguro
para así disfrutar aún más esa idea de conquista.

Decir lo mismo pero con otras palabras,
para que vuelvas a entenderme,
pero esta vez de otra forma.


Levantarme más temprano,
aprovechar cada día un poco mas los segundos
y así los días.

Seguiría durmiendo poco,
es muy corto el tiempo para estar despierto
y hacer todo lo necesario para ser feliz.


Hoy quiero volver a tomar decisiones
y elegir el mismo camino,
para estar sentado en el suelo del metro
recordándote y escribiendo esto...

miércoles, junio 28

Simplemente Sonreír


He tratado de conjugar tus sonrisas en distintos tiempos,
en distintos lugares y en otros contextos.
Fui capaz de entender las causas de su ausencia en algunos instantes,
luego también fui descubriendo colores cuando disfrute por primera vez aquel amanecer al verte sonreír.

No es tan difícil el que sonrías,
tampoco pido que sea constante,
me gusta más el disfrutarlas y poder sonreír con ellas.
Congelar el tiempo,
ver como cambian tus ojos,
como se moldea tu cuerpo para decirme que eres feliz.

Son tan entrañables en aquellos días fríos,
en esas tardes oscuras donde las nubes pasan sin dejar rastro,
cuando el sol está ahí pero no ilumina.

Podría comparar e incluso tratar de elegir entre tu sonrisa otoñal o en primavera pero …

¿Cómo elegir la más bella?
¿Cómo dejar una de lado?

No puedo y no podré elegir.


Y ahí estás más hermosa que siempre, más bella que nunca.
Mientras simplemente te observo sonreír…

jueves, junio 15

Canciones Que No Quieres Escuchar

¿Te has puesto a pensar cosas que no quieres pensar?

Esos días que te levantas con otras ideas en la cabeza,
esas ideas que en teoría te hacen bien,
las cuales no pasan cerca de tu corazón,pasan sólo por tu cabeza
esas ideas que solo te hacen pensar.

Y te cuestionas si todo está bien.
Te preguntas …si todo ¿Puede estar mejor?

Entonces haces todo rápido
como para que pases esa pena que llevas dentro,
esa amarga tristeza que cargas sin saber porque. ( o a lo mejor sabes)
Ese recuerdo de las tristes palabras que te tienen así.
Por que no alcanzaste a decir lo que sientes, porque no tuviste la oportunidad de mostrar tu singular punto de vista.

Te acuestas.
Porque aunque sueñes con algo que tenga que ver con lo que no quieres pensar,
prefiero estar dormido,
para no estar ni un segundo más cargando con la incertidumbre del no poder verte,
el no saber que decir cuando te encuentres frente a ti mismo,
frente al espejo
o
simplemente junto a ti.


Termino de hacer lo que tenía que hacer,
aunque cuando miro el reloj
me doy cuenta que tendría que haber hecho este hace horas.
Prendo la radio, cosa que no hago muy seguido.

Y antes de dormir…

La típica canción que no quieres escuchar,
esa que te dedicaron,
aquella que esa persona que te dedicó,
la primera,
entonces,
la más importante.

Esa que tiene nombre,
tiene recuerdos,
que solo trae lindos recuerdos…

Menos ahora!!

Cuando uno no quiere recordar,
por que estás medio dormido,
y aunque sabes que
aparecerá en tus sueños.

Estarás extrañando desde antes que despiertes,
pero más aun…
no estará al despertar.

lunes, junio 12

Día Común



Dijeron por la radio que hoy llovería.
Salí un poco más abrigado de lo normal, aunque en el fondo siempre supe que no caerían más que algunas suaves gotas.

El día esta gris, igual que la mayoría de los últimos días, de estas últimas semanas donde el sol sale sólo a ciertos ratos, a dar una vuelta a esta ciudad, nuestra gran manzana, que cada día esta mas contaminada, cada día mas triste y que cada vez, insisto, está más gris.

Estoy encerrado en una sala, a la cual entro por mi propia voluntad 3 veces por semana, estoy junto a algunos seres de características similares, todos sentados, mirando hacia la misma dirección.

Al frente una pizarra, un sujeto que escribe y llena de garabatos una blanca tabla mientras trata de seducirnos con el viejo argumento, de esto sirve y hasta es entretenido, pero creo que no logra mayor resultado.

Mientras habla y mantiene un hilo conductor acerca de un tema, que al margen que me interese no requiere mi intención por ahora, me pregunto si se cuestiona el hecho que no lo tomen en cuenta…
o ¿Solo seré yo? El único que no está atento.

Observo.
Algunos escriben y siguen el discurso del MBA, otros hacen como que escriben y toman atención a la vez, mientras el grupito de atrás conversa y conversa, no escucho lo que dicen, no me importa de verdad, pero el murmullo constante, a pesar que no este atento. Me distrae.

Parece que la clase está interesante, el personaje que esta sentado a mi costado me pregunta algo de la ecuación, que explica con detalle el señor con corbata que tenemos en frente.
Estoy ocupado, respondo.
Mientras el sigue atento cada movimiento del académico en su cátedra de hoy.

Cuestiono si estaré mal escribiendo estas líneas, en este cuaderno que se supone tiene un objetivo académico… entonces…
Pongo atención…

Sigo poniendo atención

Algo entiendo

Después de actualizar mi cuaderno con la pizarra, algo así como presionar F5, sigo escribiendo.

Escucho al maestro que trata de interactuar, lo logra, me intereso y tomo algo de atención, dialogo con mis “compañeros” que sólo cuestionan mis escritos, ahora me convencen, mejor tomaré atención.

A lo mejor le sigo el juego a las cerca de 30 almas restantes y hago como que tomo atención, puede que me crean.
No sé …

Quizás me siento más completo.
Puede que hasta resuelva mis dudas.
Que me den ganas de venir a la próxima clase.
Puede que me despierte y me de cuenta que sólo escribo tonteras.
Puede que abra mis ojos…


y cuando salga de esta sala...
…el día estará menos gris.

martes, mayo 30

Revolucion Pingüina



Me saco los zapatos de adulto joven que me compré la semana pasada, para ponerme la corbata azul, el chaleco rojo (si era rojo), los pantalones grises y los bototos lustrados en noche domingo, para creerme un rato pingüino, para volver a respirar como quinceañero.

Y ahí estoy caminando con Coke, Iri y el Guatón por las calles de la helada y austral ciudad que es Punta Arenas, con un cigarro y los audífonos de mi “pérsonal” que me acompañan mientras el viento golpea mí cara con más rabia que cariño, pero ahí, de frente sigo mi camino.

Ahí comenzó mi vida de dirigente estudiantil, que no ha sido tan trascendental tampoco, pero si ha marcado mi caminar y creo que de una u otra forma a los que me rodean o han estado al otro lado en el momento de hablar, tomar decisiones o simplemente tratar de representar ideas y pensamientos.

Fui parte de una Federación de Estudiantes Secundarios de Magallanes, con personajes muy rescatables y grandes valores a nivel de dirigentes, formamos un cuento que trascendió en el tiempo en dicha región, fuimos elegidos a nivel Interprovincial, con votos universales en un total similar a los 5000 alumnos, correspondientes a todos los estudiantes de enseñanza media, lo que no es nada fácil. Crear jornadas de difusión, publicación y mas tarde la elección directa de una Federación que correspondía de cada secundario a un voto, hizo de esa labor algo, en lo personal, significativamente valorable y añorable con el pasar del tiempo.

Llego a este punto por que es ahí donde hago la conexión con el ahora, es ahí donde tengo la mayor conexión con el mundo pingüino que regionalmente es muy distinto, las realidades de un secundario magallánico son muy distintas a las de un capitalino y este a un porteño y así…


Pero ahora, después de esta introducción un poco latera pero necesaria a mi gusto, me cuesta menos hablar del “movimiento” secundario, de los “compañeros” pingüinos, que al pesar de muchas cabezas conservadoras o de algunas mentes “renovadas” o menos liberales (incluida la de mi padre) o simplemente de universitarios que salieron hace un par de años del colegio (que creen que por estar en la “U” se olvidan del tratar de esperar micro con uniforme escolar, que por lo menos en Santiago, es casi imposible) es uno o “el” movimiento social más grande de los últimos años.

Claramente hablamos de un sector más efectivo que la CONFECH y muchas de las federaciones universitarias de nuestro país, que reúne, convoca y es capaz de poner en la mesa temas importantes con más claridad que la CUT, y definitivamente má representativo que la federación de estudiantes de la casa de estudios que me acoge.

Hace un par de días me referí en una asamblea, y en alguna conversación de pasillo, con la idea de no dejar entrar a los secundarios a nuestra universidad y más precisamente a nuestra facultad, y sigo con la misma postura, ya que creo que cada movimiento social tiene sus espacios, la universidad para los universitarios, los colegios para los secundarios y la calle para todos.
Rechazo totalmente los desordenes en las calles, porque no creo en el vandalismo escondido tras unas buenas intenciones, como una forma de dialogo o negociación, no entiendo y no justifico de ninguna forma a quien tenga que encapucharse para salir a caminar por las calles.
Es cierto las calles son de todos y es ahí donde tenemos derecho a mostrarle a la sociedad civil nuestro descontento o nuestra alegría con algún tema, es ahí donde le decimos al transeúnte común….tenemos problemas!!! No todo esta tan bien como lo muestran.

Y luego salimos en las noticias porque 3 o 20 “pelagatos” terminaron tirando piedras.
Por ultimo cuando estaban los pingüinos estaban esperando un resultado de negociación, o caminaban tranquilamente por las calles de nuestra capital, cuando se juntan para gritar al viento que son un movimiento fuerte que muestran la cara a la sociedad sin miedo, cuando se juntan en la calle para caminar, para marchar sin ningún vandalismo, sin ninguna otra razón que protestar pacíficamente desde sus espacios, desde sus colegios, llegan los “pacos” con sus guanacos y sus tan familiares zorrillos a tirar gases y aguas cuando no se estaba haciendo nada. Entonces ahí se inician los disturbios, ahí se opaca el movimiento.

No!, no mas!!! no dejemos que los movimientos sociales se infecten por delincuentes con uniforme escolar, no dejemos que algunos cuantos que no creen en el dialogo hagan de las propuestas un relleno de papelero.
Creo necesario poner sobre la mesa el tema de la LOCE tal y como se ha hecho, el entender que el mercado puede regular los precios, las municipalidades y el estado entregar recursos, pero claramente, ninguno de estos estamentos regular la calidad de la educación.
Por que aunque existen 3 tipos de establecimientos, privados, particular subvencionado y municipal, los colegios particulares tienen mejor administración y poseen recursos frescos para mejorar las infraestructuras, implementos técnicos y pueden entregar un mejor servicio, y una educación de mejor calidad, y es ahí donde se genera la primera diferencia social, porque no es lo mismo estudiar en un liceo municipal de Providencia o en uno de la Pintana, porque pertenecen a comunas estructuralmente distintas poseen fuentes y administraciones de fondos completamente distintas. Lamentablemente existen instituciones de municipales de comunas ricas y de comunas pobres. De los 100 colegios con mejores con puntajes en la famosa PSU, 3 son municipales y claramente los clásicos, el Nacional, Carmela y Lastarria.
Entonces tenemos un sistema educacional que fomenta y rigidiza las diferencias sociales. No hablo de entregar un protagonismo total al Estado sobre la educación pero si regular, desde el ministerio la calidad, la forma de entregar y por otro lado criticar esa simple y mediocre postura del Colegio de Profesores frente a la evaluación docente, todos tenemos que cooperar, los alumnos en las salas y yo simplemente de estas líneas y aportando una que otra idea. Por ultimo creo que de una u otra forma es necesario que los colegios particulares participen del movimiento, no de una forma de apoyo sino que tomen posturas, los problemas sociales son temas de fondo y no una simple justificación para faltar a clases o salir a pintar el mono.

Tenemos la oportunidad de reformar un tema de fondo, un tema social, un tema que nos convoca y nos pide cambio a gritos, no dejemos pasar esta oportunidad.
Informémonos y opinemos. Ideemos un mejor país, no solo para nosotros sino para los que vendrán.Aprendamos esta lección de los quinceañeros que muchas veces miramos a menos, que les exigimos los asientos en las micros, que creemos que no pueden dar opinión en muchas veces, hoy, nos enseñan como mejorar el país.

miércoles, marzo 8

Salir a Caminar






Nuevamente prefiero prender el computador,
en vez de salir a caminar, tenía todo preparado para un poco de distracción pero elegí estar aquí sentado.
Un poco tratando que salgan bellas palabras,
un poco cansado de caminar sin saber donde ir…

Y claro, el café un poco dulce, no hace cosquillas a mi sueño
que claramente no es ir a dormir sino seguir sonándote...
las colillas de cigarro en el cenicero que dejaste se siguen acumulando...
mientras tu nombre se escribe con el humo que sale de mi...


No es necesario prender la radio... las canciones vienen solas,
justo esas que no quieres escuchar en estos momentos,
esas canciones que no hace nada más que acordarte por qué estas así…
y ¿Por qué estas así?
Te dije que no me recordaras!
¿Te olvidaste en algún momento?
Nunca!!! No puedo.
No quiero, y aunque logre sacarte de mi cabeza…
no creo que pueda mi corazón…


Entonces prendo otro cigarro, y lo dejo a medio terminar, no sé por qué
pero miro hacia mi pared y ahí esta nuestra foto...
siempre estuvo ahí, pero hoy se ve distinta…
Tal vez, un poco distante.

Se acaba el cigarro, el dulce café es reemplazado por una suave copa de vino…
ese que te gustaba, ese que tiene tu sabor.

Ahora vuelven las ganas de caminar.
Pero prefiero soñar.
Creo que tal vez ahí te puedo encontrar.
No importa que mañana te extrañe.
Eso sucederá de todas formas.

No importa que no me despierte, a lo mejor asi ...
te vuelvo a ver...

lunes, enero 30

Avanzar


El sol se esconde en el horizonte mientras trato de correr para alcanzarlo,
Llego a esta ciudad que parece un poco mas gris que cuando me fui.
Y camino por las calles sin mirar a la gente a los ojos, no puedo, no quiero.




Ya no necesito ver lo que siente la gente,
si no soy capaz de darme cuenta que siento yo.


El día está nublado, hace mucho calor, tomar agua no pasa el calor, así
como el alcohol no pasa las penas.
Y sigo caminando y llegan los recuerdos, los caminos, las fotos.


Me subo a la micro, pago escolar.
No ando estudiando, no voy pa` la "u", pero pago escolar.


No sé por qué me subí, de hecho no sé para donde voy.


Me imagino que me deja cerca de mi casa, ahí tendré que sacar las cosas de mi
maleta, para luego meter otras y largarme.
Quiero salir corriendo pero no sé si me quedan fuerzas.


Ya no contesto mi teléfono, pero a veces llamo para dar señales de vida.


A veces voy y otras vuelvo, si me vez por ahí detenme.
Por que mientras camino, solo observo el suelo, lo importante
por ahora, sólo es avanzar.

viernes, enero 6

Sonriente Despertar

Entonces abrí los ojos y ahí estabas...
con tu sonrisa frágil y tu mirada sensible.
No hacías nada mas que mirar...acto que no te gustaba recibir...
…entre otras cosas…
me di cuenta que me mirabas y solo sonroje....
no tuve otra reacción, no sé porque.
Son esos impulsos que tiene el cuerpo y uno no puede evitar.
Como la primera ves q te dije te amo.
Sólo salio de mis labios,
nunca lo planifiqué.

Entonces volví a cerrar los ojos, no para dormir sino para
esperar tu reacción.
Entendí que seguías mirándome....y de pronto cuando tu mano
se acercó a mi rostro me entraron los nervios.
Mo era por mi falta de equipaje o porque estábamos a punto de
conocernos de forma distinta.

Sólo tenia nervios, tantos como tú demostraste la noche anterior,
los mismo que yo respiraba y sentía pero no quise mostrar, para
no arruinar la velada.

Esa velada que ahora se completaba con la canción que el viento
creaba entre los alerces, y los pájaros junto al viento, los cuales se
unían a tu respirar.

Entonces me besaste y al abrir los ojos solo sonreías.
Tímidamente y un poco distinta.
Pero siempre sonriente.

viernes, noviembre 18

Noche en la Ciudad

Un viernes cualquiera, en la fría noche, en donde entre los ron y el pisco reiamos y entablabamos una linda conversacion, una noche de amigos, de junta, de carrete, de humor, alegría, una noche de viernes...
o era sabado?
bueno, en terminos practicos da lo mismo, lo importante es que

1) era de noche
2) estabamos carreteando

Pasaban los vasos (nunca en exceso), se cambiaban los ceniceros, pasaba la musica y todo iba de maravillas...
No era muy tarde, no había pasado mucho rato y de pronto lo peor!!!!

¿que estas pensando?

-Llegó la dueña de casa a terminar el carrete?????... NO! ...eso fue como a las 5 am

-Había alguien en el baño vomitando????...tampoco... estaba en el patio.

-Pillaron al pololo con otra mina??? ...no a ese "weon" nunca lo pillan.


Sí, lo peor.

Se acabó el hielo!!! y nos quitaron los vasos mientras bailabamos en el patio.

SIN vasos, SIN hielo, casi SIN cigarros!!

Entonces juntamos las donaciones para comprar hielo, más derivados de la uva, unos cigarros y vasos.
No juntamos mucho, mejor dicho juntamos bien poco. A esa hora, por esos barrios, no encontraríamos muchas ofertas etilicas y nuestros presupuesto era pequeño.
Salimos en el auto en direccion a la "boti", lo primero es lo primero.
Una promo.
Cigarros...no habían de los que queriamos, 2 vasos (faltaban 4) pero en el local no quedaban.
Pedimos hielo pero estaba fuera del presupuesto...

No te puedes juntar a tomar y que te falte hielo y vasos!!
¿Qué clase de universitarios somos?
¿Qué país queremos construir?

Lo siento, pero después de 3 piscolas, cambia el discurso.

1 am
¿Donde compramos hielo y cigarros?
uuu y los vasos
Servicentro. Vamos.
Llegamos, cigarros, el hielo se salió del presupuesto, nos ibamos y de pronto a alguien se le ocurre perdir vasos...
$60 c/u ...mmm llevate 2 y pasame 2
Me quedé solo, el resto salió sin mayor dificultad. Yo era el encargado de hacer la pantalla.
El plan estaba improvisado, desde afuera el cambio de luces, el joven de la caja me mira, se cae el sistema y la fila cerca de la caja crece. El guardia cerca de la puerta esta desconcentrado con un suave escote tras el vidrio.
El auto sigue afuera, simulo una conversacion por celular, se abre la puerta, salgo corriendo, me subo al auto...
...las risas y la adrenalina nos inundan.
Ahora a comprar hielo, con los vasos gratis ahora nos alcanzaba en la "boti", pero al llegar estaba cerrado.

Volvimos con cigarros, 2 botellas y 4 vasos.

Desde ahora en adelante, desde el jueves comenzamos a hacer hielo, una nueva forma de vida, cada viernes antes de salir, si es que hay que llevar vasos, pasaremos a comprar cigarros o a poner bencina.

...No hay como un buen trago, heladito, en un vaso digno con hielo.
Pero da lo mismo si no hay hielo y el copete no es de primera. Sin amigos, sin conversaciones, sin abrazos, sin amor la vida tiene otro sabor.

¿Y si faltan vasos?
...no importa!!!
Los vasos, los pongo yo.

jueves, noviembre 10

Nublado Caminar


Después de subir la escalera del metro y sentirme un poco más agotado de lo normal,trato de encontrar rumbo.
Mi mirada se desplaza hacia los 4 puntos cardinales. La fría niebla ciega mis ojos tristes, y sólo puedo caminar.Los pasos suman camino a través de sus galopes sin destino. La bufanda que usaste a diario y ayer quedó colgada en mi percha, hoy cubre mi bocadel frío, esa boca que besaste infinitas veces, esa boca que fue interprete de estec orazón que hoy esta destrozado.
De pronto levanté la vista en una esquina que me cuesta reconocer, el vidrio juega de espejo y lo que veo no me es para nada agradable, la corbata más bien me ahoga, me falta el aire, no lo siento, pero así lo veo.Mis ojeras que acumulan cansancio y varias lágrimas, no son muy compatibles con una sonrisa que saco desde el fondo de mi alma. No sé si por conformismo, o por simple nervio. Mi barba que es más desordenada que ayer, me genera algo extraño, me siento viejo, no encuentro al feliz niño que habitaba este cuerpo hasta hace poco.No sé si duerme, o si se fue, lo cierto es que lo extraño, eso de no preocuparse porlo que no hay que preocuparse, o disfrutar lo simple...esto es preocupante.. y no es simple.

Sigo mi camino, no se por qué camino, pero sigo en esto. De pronto la nostalgia llena mi caminar.
Llegando al forestal, que hoy se ve mas triste que otras veces, no sólo por la fría neblina, ni por los trajes oscuros de los escasos transeuntes, sino porque ahí hay una banca...pero hoy esta vacia.Esperaba encontrarte ahí, a lo mejor pensando, a lo mejor esperandome, quizás por qué sabias que ahí me ibas a besar nuevamente.

A lo mejor estuviste acá unos minutos antes, quien sabe. Esa banca, hace tiempo, no recuerdo si fue mucho o poco tiempo, estuvo ocupada por nosotros fue uno de los primeros lugares a los que veniamos, si, la segunda banca, ahí donde fueron testigos los timidos te quiero, los besos iniciales.Me siento en la vieja madera, distintos aromas del aire llegan a mis pulmones, no quiero prender un cigarro, no después de lo que me costo dejarlo, eso si, la ocación lo amerita.
Podría darle algo a mi cabeza para irme de aca un rato, pero no lo necesito, ahora más que nunca es necesario tener los 5 sentidos con extrema precaución, y tener los pies bien puestos en la tierra, en nuestra tierra.

El libro que me acompaña, es abierto más por hacer algo, que por necesidad de literaria.Aquellas páginas ya fueron leídas, un libro recomendado, un libro recomendable.Recuerdo que lloré con ese libro, no fue el primero, tampoco el último.El ocio indica que llegaré a las ultmias paginas de esta pequeña historia, pero recordé el final, el triste final, un final que no quiero hacer mio.Tristemente, el protagonista se queda solo, sí, tan triste y tan sólo como estoy yo ahora.No quiero leer más, no quiero llorar más.No se que ocacionó todo esto, dijimos cosas que no queriamos decir, o a lo mejor que no queriamos escuchar. Sacamos a flote barcos de recuerdos que simplemente habian naufragado. No nos dimos tiempo de escuchar nuestros corazones, que a gritospedian calma.

Creo q me mal exprese, y te mal entendí.

Asumo mi culpa, no te pido que asumas la tuya. cada uno sabe de que es culpable, o de que dejó de ser inocente.

Prendo el cigarro, sabía que no tenía que comprarlo, terminaría en mis pulmones.me raspa la garganta mas de la cuenta. Pero el toxico humo sirve para limpiarun poco mis pensamientos, y darme la respuesta.

Sé donde estás.No te muevas...si es que te alcanzo...todo puede volver a ser como antes.a lo mejor no tan bueno, pero si mejor.